22 Y dijo el siervo: Señor, hecho es como mandaste, y aún hay lugar