64 y cubriéndole, herían su rostro, y le preguntaban, diciendo: Profetiza quién es el que te hirió