30 Entonces comenzarán a decir a los montes: Caed sobre nosotros; y a los collados: Cubridnos