31 Y descendió a Capernaum, ciudad de Galilea, y allí les enseñaba los sábados