32 Y estaban fuera de sí de su doctrina, porque su palabra era con potestad