2 Y el siervo de un centurión, al cual tenía él en estima, estaba enfermo y a punto de morir