55 Entonces su espíritu volvió, y se levantó luego; y él mandó que le dieran de comer