34 y mirando al cielo, gimió, y dijo: Efata: que es decir: Sé abierto