18 Porque vino Juan, que ni comía ni bebía, y dicen: Demonio tiene