24 Y él respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la Casa de Israel