13 Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del hombre ha de venir