49 Y los otros decían: Deja, veamos si viene Elías a librarle