3 Y aquel varón Moisés era muy manso, más que todos los hombres que había sobre la tierra