29 Y viendo toda la congregación que Aarón había muerto, le lloraron treinta días todas las familias de Israel