31 El caballo se apareja para el día de la batalla; mas la salvación es del SEÑOR