33 Escuchad al castigo, y sed sabios; y no lo menospreciéis