35 Porque el que me hallare, hallará la vida; y alcanzará la voluntad del SEÑOR