13 Porque hasta la ley, el pecado estaba en el mundo; mas el pecado no era imputado, no habiendo ley