4 Y mi espíritu se angustió dentro de mí; se pasmó mi corazón