26 Con el limpio serás limpio, y con el perverso serás adversario