27 Por tanto al pueblo humilde salvarás, y los ojos altivos humillarás