29 Porque contigo deshice ejércitos; y en mi Dios asalté muros