46 Viva el SEÑOR, y bendito sea mi fuerte; y sea ensalzado el Dios de mi salud