44 Al oír de mí, me obedeció; los hijos de extraños se sometieron a mí aun contra su voluntad