18 He aquí, el ojo del SEÑOR sobre los que le temen, sobre los que esperan su misericordia