10 Se avergonzarán, y se turbarán mucho todos mis enemigos; se volverán y serán avergonzados de repente