9 No me deseches en el tiempo de la vejez; cuando mi fuerza se acabare, no me desampares