8 Hiciste venir una vid desde Egipto; echaste los gentiles, y la plantaste