12 El SEÑOR dará también el bien; y nuestra tierra dará su fruto