5 ¡Cuán grandes son tus obras, oh SEÑOR! Muy profundos son tus pensamientos