11 Por tanto yo juré en mi furor: No entrarán en mi reposo