22 Mas sed hacedores de la Palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos