22 Él nunca pecó
y jamás engañó a nadie.