21 Pues Dios los llamó a hacer lo bueno, aunque eso signifique que tengan que sufrir, tal como Cristo sufrió
por ustedes. Él es su ejemplo, y deben seguir sus pasos.