2 al observar la vida pura y la conducta respetuosa de ustedes.