45 pero que yo, el rey Salomón, reciba las bendiciones del Señor
, y que siempre haya un descendiente de David sentado en este trono, en presencia del Señor
».