7 Después de que sucedan estas señales, haz lo que deba hacerse, porque Dios está contigo.