35 Samuel nunca más volvió a ver a Saúl, pero lloraba por él constantemente. Y el Señor
se lamentó de haber hecho a Saúl rey de Israel.