22 Finalmente, Saúl mismo fue a Ramá y llegó al gran pozo en Secú.
—¿Dónde están Samuel y David? —preguntó.
—Están en Naiot de Ramá —le informó alguien.