6 Como no había otro alimento disponible, el sacerdote le dio el pan sagrado: el pan de la Presencia que se ponía delante del Señor
en el tabernáculo. Justo en ese día había sido reemplazado por pan recién horneado.