20 Sólo Abiatar, uno de los hijos de Ahimelec, escapó y huyó a donde estaba David.