3 La lámpara de Dios aún no se había apagado, y Samuel estaba dormido en el tabernáculo
cerca del arca de Dios.