4 De pronto el Señor
llamó:
—¡Samuel!
—Sí —respondió Samuel—. ¿Qué quiere?