20 Sí, ustedes son nuestro orgullo y nuestra alegría.