8 En tres ocasiones distintas, le supliqué al Señor que me la quitara.