23 Entonces el rey Joram, dando vuelta a sus caballos
para huir, le gritó a Ocozías: «¡Traición, Ocozías!».