20 Erasto se quedó en Corinto, y a Trófimo lo dejé enfermo en Mileto.