15 Odien lo malo y amen lo bueno;
conviertan sus tribunales en verdaderas cortes de justicia.
Quizás el Señor
Dios de los Ejércitos Celestiales
todavía tenga compasión del remanente de su pueblo.