15 Sin embargo, el Señor
me llamó y me apartó de mi rebaño y me dijo: “Ve y profetiza a mi pueblo en Israel”.