11 Ese decreto también establece que quienes se rehúsen a obedecer serán arrojados dentro de un horno ardiente.